Top

Detección de cuerpos extraños en quesos enteros

La detección de cuerpos extraños con equipos de rayos X en quesos enteros

Detección de cuerpos extraños en quesos enteros

La detección de cuerpos extraños con equipos de rayos X en quesos enteros listos para la venta es muy habitual. La eficiencia en la detección con un equipo de inspección al final de la línea suele alcanzar muy buenos resultados.

 

Descripción principal de la problemática

 

En la industria dedicada a los alimentos lácteos cabe la posibilidad de que algún cuerpo extraño acabe en el interior del producto final. Esto se puede deber a que algún material de las maquinas procesadoras se desprende o se rompe, como es el caso de las cuchillas, tamices, tornillos, etc.

Estas roturas o desprendimientos no son recurrentes, pero cuando ocurren pueden ocasionar grandes daños en el consumidor final teniendo consecuencias graves en la imagen de marca de la empresa ha vendido dicho alimento.

 

    

Un ejemplo del material extraño que puede acabar en el producto final

 

Con la tecnología de rayos X se puede evitar que lleguen este tipo de cuerpos extraños densos al cliente ya que existe una diferencia sustancial entre la densidad del alimento analizado y la del cuerpo extraño que se desea detectar. Así que con un equipo de rayos X funcionando en línea se podrían evitar estos problemas.

 

¿Cómo funciona?

 

Los rayos X son una radiación electromagnética que penetra tan profundo en los cuerpos como lo permita la densidad de estos, por lo que, si hay una diferencia de densidad entre el producto analizado y el cuerpo extraños que se desea identificar, será relativamente sencillo detectarlo. La imagen que se obtiene del contaminante será mucho más oscura comparándola con el producto inspeccionado:

 

       

 

Conclusiones

 

El uso de un equipo de inspección por rayos X al final de una línea de procesado de productos lácteos permite:

  • Detectar cuerpos extraños densos en el interior de los alimentos
  • También es posible detectar defectos en el propio producto y aplicar rayos X como medida para asegurar la calidad de los productos. Por ejemplo, se pueden detectar roturas o grietas en los quesos enteros

 

                  

Queso con grietas                          Imagen obtenida con rayos X de un queso con grietas     

 

 

  Imagen obtenida con rayos X de un queso en buen estado

 

Como siempre comentamos, si después de leer la información de este artículo alguno de vosotros tiene alguna pregunta o duda más específica, nos la podéis hacer llegar y nos pondremos en contacto con vosotros.

 

(*) Los resultados obtenidos pueden verse afectados dependiendo de las condiciones del producto u otros factores relevantes

Sin Comentarios

Deja un Comentario