Top

Homogeneizar la calidad del cubito de hielo en bolsa

Homogeneizar la calidad del cubito de hielo en bolsa

Como comentábamos en artículos anteriores, el sector del hielo empieza a integrar equipos de inspección por rayos X en producto a granel para mejorar sus niveles de detección de cuerpos extraños. Además de esta funcionalidad, diferentes modificaciones en el software de inspección de estos equipos permiten un análisis individual de cada cubito con el objetivo de mejorar su calidad y homogeneidad.

 

Descripción principal de la problemática para este sector

 

En la actualidad, el sector del hielo usa moldes o fabricadores de hielo para fabricar cubitos de diferente forma y tamaño. Uno de los retos, por parte de los fabricantes, es que el producto que acaba en la bolsa sea lo más homogéneo posible con respecto al estándar que tienen establecido en cuanto a peso y tamaño. La realidad es que el proceso de fabricación y de gestión del hielo en línea hasta el embolsado es complejo. El hielo es un producto muy frágil y aunque se trate con cuidado, conseguir un producto final muy homogéneo es complicado.

 

Fundamentalmente el proceso de fabricación genera los siguientes defectos de calidad: Hielos rotos por golpes, hielos con burbujas de aire, hielos con agujeros en la parte central, hielos con defectos de forma y trozos de hielo que provienen de roturas.

Las cribas de producto que se realizan en línea solo son capaces de eliminar los trozos de hielo de un determinado espesor, pero para eliminar el resto de los defectos y asegurar los estándares de calidad es necesario emplear un equipo de rayos X.

Los equipos de rayos X permiten inspeccionar los cubitos de forma individual y aplicar un software de detección de defectos de forma que, a partir de un estándar de calidad definido en cuanto a forma, composición interior o peso, rechacen todos los cubitos que no cumplan con ese criterio.

 

Defectos del hielo que podrían ser eliminados:

 

  • Hielos golpeados o rotos
  • Hielos con agujeros o burbujas de aire en su interior
  • Hielos con forma irregular
  • Hielos con peso inferior o superior al establecido
  • Trozos de hielo suelto

 

Los equipos realizan un análisis de las imágenes que hacen de cada uno de los cubitos y a partir de ahí se toman una serie de decisiones dependiendo de la parametrización que se utilice.

 

En el siguiente ejemplo podemos ver cómo se detectan y expulsan trozos de hielo:

 

Análisis de hielo en línea y eliminación de defectos

 

Cubitos de hielo con defecto detectados con un equipo de rayos X

 

Como podemos observar en estas imágenes, el equipo analiza el cubito de hielo de forma individual y elimina de la línea aquellos que están rotos, presentan formas irregulares o bien cavidades interiores.

 

Conclusiones

 

  • Un equipo de rayos X es capaz de mejorar la calidad y la homogeneidad del hielo en bolsa
  • Es fundamental que el equipo cuente con un software que permita la detección de los defectos de forma
  • El ajuste del equipo es fundamental para poder detectar los cubitos de hielo de forma efectiva minimizando el número de falsos positivos

 

Si después de leer este artículo tienen algún tipo de pregunta o duda mucho más específica nos la pueden hacer llegar y nos pondremos en contacto con ustedes.

Sin Comentarios

Deja un Comentario