Top

Cómo prevenir la presencia de contaminantes en bolsas de patatas fritas

Cómo prevenir la presencia de contaminantes en bolsas de patatas fritas

En la industria alimentaria es muy habitual que se inspeccione un producto al final de la línea, ya que una vez envasado es muy complicado que entre ningún contaminante denso. Sin embargo, hay productos que, debido a su forma y disposición dentro del envase, dificultan esa inspección.

 

Gran parte de las empresas deciden poner un equipo de inspección al final de la línea para minimizar el riesgo de que un contaminante denso acabe en el interior de un producto listo para su venta. Pero no siempre es la decisión más acertada. La experiencia demuestra que la inspección de un producto a granel tiene mejores eficiencias de detección, en cuanto a calibre del cuerpo extraño detectado, que cuando se inspecciona una vez envasado.

 

Esto se debe a que la acumulación de producto dificulta la inspección. Hay productos en los que las diferencias son mínimas, no obstante, en otros la diferencia es notable. Las patatas fritas o “papas” es uno de esos productos en los que la acumulación de producto en varias capas dificulta la inspección en mayor medida.

 

Este producto es complejo debido a la irregularidad en cuanto a la forma, ya que la patata al freírse hace que se formen pliegues y no queda plana. Por así decirlo, en un mismo producto habrá partes de escasos milímetros de grosor y otras, con pliegues, que pueden tener hasta varios centímetros.

 

En cuanto a los contaminantes físicos que se pueden encontrar las empresas que trabajan este producto, los más recurrentes son piedras que pueden quedar adheridas a la propia patata y que en ocasiones quedan atrapadas entre los pliegues. También se pueden encontrar cuerpos extraños propios de la industria alimentaria como trazas metálicas o de acero inoxidable de las cuchillas o algún tornillo o tuerca que pueda soltarse.

 

Ejemplo de cómo se pliegan y se disponen las patatas fritas dentro de un envase

 

           

Ejemplo de contaminantes físicos que pueden aparecer dentro de una bolsa de patatas fritas

 

 

¿Por qué recomendamos resolver ese problema con tecnología de inspección por rayos X?

 

Inspeccionar las bolsas de patatas fritas mediante rayos X ofrece resultados muy satisfactorios. Con esta tecnología se consigue detectar cuerpos extraños de pequeño tamaño a pesar de las dificultades evidentes que existen con este tipo de producto.

 

Imagen del producto tras ser analizado con un equipo de rayos: la diferencia de densidad de los pliegues se marca con un color más oscuro

 

Cuerpo extraño Tamaño
Stainless 1.5mm 1.2mm 1.0mm 0.8mm 0.6mm 0.5mm 0.4mm
Ratio de Detección 100%

(10/10)

100%

(10/10)

100%

(10/10)

50%

(5/10)

0%

(0/10)

0%

(0/10)

0%

(0/10)

Stainless Wire 0.8mm 0.7mm 0.63mm 0.5mm 0.4mm 0.315mm 0.2mm
Ratio de Detección 100%

(10/10)

100%

(10/10)

100%

(10/10)

20%

(2/10)

0%

(0/10)

0%

(0/10)

0%

(0/10)

Soda Lime Glass 5.0mm 4.0mm 3.0mm 2.0mm 1.0mm    
Ratio de Detección 100%

(10/10)

100%

(10/10)

100%

(10/10)

20%

(2/10)

0%

(0/10)

   
Crystal Glass 8.0mm 6.0mm 5.0mm 4.0mm 3.0mm 2.0mm  
Ratio de Detección 100%

(10/10)

100%

(10/10)

100%

(10/10)

100%

(10/10)

100%

(10/10)

100%

(10/10)

 

 

Ceramic/stones 6.0mm 5.0mm 4.5mm 4.0mm 3.0mm 2.0mm 1.0mm
Ratio de Detección 100%

(10/10)

100%

(10/10)

100%

(10/10)

100%

(10/10)

100%

(10/10)

0%

(0/10)

0%

(0/10)

Zirconia 6.0mm 5.0mm 4.0mm 3.0mm 2.0mm 1.0mm  
Ratio de Detección 100%

(10/10)

100%

(10/10)

100%

(10/10)

100%

(10/10)

100%

(10/10)

100%

(10/10)

 
Ejemplo del tipo de contaminantes físicos que se pueden detectar y su eficacia de función del calibre para una bolsa de 180 gr de patatas fritas

 

Los rayos X son una radiación electromagnética que penetra tan profundo en los cuerpos como lo permita la densidad de estos, por lo que si hay una diferencia de densidad entre el producto analizado y el foreign bodye físico, será relativamente sencillo identificarlo.  La imagen que se obtiene del cuerpo extraño será mucho más oscura comparándola con el producto inspeccionado.

 

 

              

Imagen del producto analizado: los contaminantes físicos detectados son acero inoxidable, cristal, cerámica y zirconia

 

Las principales aplicaciones de las soluciones de inspección por rayos X para esta situación son:

 

  • Detectar contaminantes densos en la producción analizándolo a granel. Esta sería la opción más recomendable debido a que mejora la detección
  • Detectar contaminantes densos en el producto una vez envasado. Como ya hemos comentado, para este caso la detección de contaminantes es sorprendentemente buena, aunque los resultados mejoran inspeccionando el producto a granel

 

Como siempre comentamos, si después de leer la información de este artículo tenéis alguna pregunta o duda más específica, nos la podéis hacer llegar y nos pondremos en contacto con vosotros.

 

(*) Los ratios de detección aportados en este artículo están sujetos a condiciones óptimas de análisis. Cada caso es particular y pueden sufrir variaciones.

Sin Comentarios

Deja un Comentario