Top

Cómo detectar cuerpos extraños en café a granel

Detectar cuerpos extraños en café a granel puede ser un problema. Cuerpos extraños con un peso, color y forma similar al producto procesado, dificultan la detección.

Cómo detectar cuerpos extraños en café a granel

Detectar cuerpos extraños en café a granel con los métodos de inspección habituales puede ser un problema. Cuerpos extraños con un peso, color y forma similar al producto procesado, dificultan la detección.

 

Descripción principal de la problemática

 

La detección de cuerpos extraños es un problema recurrente en empresas dedicadas a la producción de legumbres, frutos secos, café y, en definitiva, todo producto de pequeño tamaño cuya materia prima proviene del campo.

Estas empresas suelen controlar la calidad y seguridad alimentaria con sistemas de inspección basados en la visión artificial y normalmente con equipos que trabajan en cascada para tener una visión de 360º del producto. El inconveniente es que en muchas ocasionas los contaminantes tienen un peso, color y forma que se asemeja mucho al producto que trabajan.

Además, en estos sistemas de inspección en cascada se generan problemas a causa del “polvo” que desprende el propio producto; la suciedad se acumula y acaba tapando o ensuciando alguna de las cámaras, generando problemas en el análisis y la detección.

Por último, también existen sistemas mecánicos que exclusivamente tratan de expulsar los contaminantes de la línea de producción, pero lamentablemente su efectividad no es tan elevada como se desearía.

Así que la solución idónea para solucionar el problema con los contaminantes densos pasa por analizar el producto mediante un equipo de rayos X

 

¿Por qué recomendamos resolver ese problema con tecnología de inspección por rayos X?

 

La tecnología rayos X soluciona el problema de presencia de piedras y otros materiales densos en producto a granel. La explicación es sencilla, los rayos X penetran tan profundo en los cuerpos según lo permita la densidad del objeto analizado. Como las piedras y otros cuerpos extraños tienen mayor densidad que estos alimentos, aunque tengan una forma, tamaño y color muy similar, es sencillo detectarlas y rechazarlas de la línea de producción.

Si el producto va envasado debería ser sencillo realizar una inspección y detectar los cuerpos extraños densos sin problema, aunque cuanto más esparcido y menos capas de producto haya que atravesar, la inspección va a ser más eficaz y se van a poder detectar cuerpos extraños de menor tamaño.  Con un equipo de rayos X rechazaremos todo tipo de cuerpos férricos y no férricos, inoxidable, piedras, plomo, cristales y otros objetos densos.

 

Aquí podemos ver distintas imágenes donde se aprecia perfectamente la diferencia de densidad entre el producto que analizamos, en este caso granos de maíz y piedras:

 

 

Para visualizar mejor cómo funciona esta tecnología, en este vídeo tenéis más información.

 

Como siempre comentamos, si después de leer la información de este artículo tienes alguna pregunta o duda más específica, nos la puedes hacer llegar y nos pondremos en contacto contigo.

Sin Comentarios

Deja un Comentario