Top

Análisis individual de piezas de pescado para la detección de espinas

Análisis individual de piezas de pescado para la detección de espinas

La industria manufacturera de productos de pescado lleva muchos años integrando todo tipo de tecnologías en busca de la eliminación total de las espinas en los productos que sirven a sus clientes.

 

La tecnología de rayos X es una herramienta útil para eliminar parte de esta problemática, pero la solución total del problema pasará por una estrategia que combine herramientas tecnológicas y mecánicas de todo tipo.

 

En este artículo vamos a especificar cuáles serían los resultados que podríamos esperar integrando un equipo de rayos X en una línea de procesado de pescado en filetes de distintos tipos y tamaños.

 

Descripción principal de la problemática para este sector

 

La problemática a la que se enfrentan las empresas del sector es muy compleja por diferentes motivos:

  • La complejidad de desespinar mecánicamente el producto
  • El componente cartilaginoso presente en las espinas dificulta su detección.
  • La alta variabilidad en la tipología de espinas
  • La alta variabilidad en la tipología de pescados

 

Por ello, nuestra opinión es que un equipo de rayos X puede ayudar en la detección de las espinas, pero no va a ser una solución que las elimine totalmente.

 

Si al final nos planteamos la integración de un equipo de rayos X en línea para intentar minimizar la presencia de espinas en nuestros productos, deberemos tener en cuenta dos aspectos fundamentales:

 

  1. La inspección de las piezas de pescado se va a tener que realizar de forma individual: Inspeccionar cajas de pescado para detectar espinas en su interior es prácticamente imposible debido a la cantidad de producto que se apelmaza en el interior.

 

  1. Los mejores equipos de rayos X para inspeccionar este tipo de productos y detectar espinas son: Equipos con una altura máxima de producto de entre 5 -10 cm para que la inspección se realice lo más cercana al producto posible y con una velocidad de cinta de entre 10 -15 metros. Piezas de más de 5-10 cm de grosor son muy complicadas porque solo se detectan aquellas relativamente grandes y que normalmente pueden ser eliminadas mecánicamente.

 

Teniendo todo esto en cuenta, os mostramos los resultados que se pueden conseguir inspeccionando piezas de pescado de forma individual.

En este caso, vamos a poner de ejemplo de análisis en piezas de bacalao de diferentes tamaños y grosores:

 

Tipología de espinas presentes en lomos y filetes de bacalao analizados

 

Lomos grandes con piel

 

        

 

Cuerpo extraño

Número de muestra

Espina

1 2 3 4 5

6

Ratio Detección

100% 50% 83% 66% 83%

0%

Espina

7 8 9 10  

 

Ratio Detección 50% 50% 50% 100%

 

Se observa que en las piezas de gran tamaño y gruesas como los lomos grandes de bacalao sólo se detectan las espinas realmente grandes.

 

 

Lomos Medianos con piel

 

     

 

Cuerpo extraño

Número de muestra

Espina

1 2 3 4 5

6

Ratio Detección

100% 83% 100% 83% 100%

0%

Espina

7 8 9 10  

 

Ratio Detección

66% 66% 66% 100%

 

Se observa que una reducción y grosor del tamaño de las piezas ofrecen mejores resultados en la detección de cierto tipo de espinas. Aun así, las espinas muy finas son casi imposibles de detectar.

 

 

Porciones de Bacalao sin piel

 

    

 

 

Cuerpo extraño

Número de muestra

Espina

1 2 3 4 5

6

Ratio Detección

100% 100% 100% 100% 100%

60%

Espina

7 8 9 10  

 

Ratio Detección

100% 100% 100% 100%

 

Se observa que, al reducir el tamaño y el grosor de las porciones de pescado, la detección de espinas mejora. Pero sigue habiendo una tipología de espina muy fina que es muy difícil de detectar.

 

Por eso comentamos que la tecnología de rayos X ayuda a mejorar la detección de espinas en pescado fresco o congelado, pero tiene ciertas limitaciones.

 

Conclusiones

  • La tecnología de rayos X ayuda a mejorar la detección de espinas en pescado fresco y congelado, pero cada proyecto y tipología de espina a detectar deberá ser analizada para medir su efectividad.
  • La inspección deberá realizarse pieza a pieza por que los resultados del análisis de cajas no son operativos.
  • Los equipos de rayos X deberán tener un diseño y configuración especial para trabajar con producto de poco grosor y utilizando cámaras que inspeccionen de cerca el producto.
  • Lo resultados son mejores si la inspección se realiza en piezas de poco grosor
  • Es aventurado comentar qué tipo de espinas y grosores se pueden llegar a detectar, pero la espina fina y cartilaginosa es complicada independientemente del tamaño porque muchas veces es transparente para los equipos.

 

Si después de leer este artículo tienen algún tipo de pregunta o duda mucho más específica nos la pueden hacer llegar y nos pondremos en contacto con ustedes.

 

(*) Los ratios de detección aportados en este artículo están sujetos a condiciones óptimas de análisis. Cada caso es particular y estos datos pueden sufrir variaciones.

Sin Comentarios

Deja un Comentario